Chalets y villas en venta en Huesca (2 Inmuebles)


Adosado en la localidad de Bielsa, a 14 km de la entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por el Valle de Pineta y a la misma distancia aproximadamente de la frontera francesa. La casa propiamente consta de 175 m2, distribuidos en tres plantas compuestas de 3 habitaciones, 3 baños y una buhardilla habilitada como salón. Construida en 2006, forrada en piedra, todo en primeras calidades. Orientación este-sur-oeste, muy luminosa. Aparte de 3 plazas de garaje, una comunicada con la vivienda de 33, 25 m2 y otras dos con trastero de 86, 18 m2, terrazas 100 y 44 m2. Zonas comunes, ascensor, vistas panorámicas. Chimenea, barbacoa, calefacción por gas con caldera independiente y muy buen aislamiento. Completamente equipada con electrodomésticos, lavadero, zona de taller de bricolaje, descalcificador para toda la vivienda, leñera.. . Amueblada para entrar a vivir. Suelo de parquet flotante, persianas eléctricas, equipado para domótica, puertas blindadas, excelente orientación, vistas a la montaña, completamente exterior. En la zona se pueden practicar todo tipo de deportes de montaña, desde esquí a 25´ de la estación más próxima (hay varias) hasta senderismo, tirolinas, descenso de cañones, piragüismo, caza, pesca.

Precioso chalet en el corazón del Pirineo aragonés, Hoz de Jaca, próximo a Biescas, Panticosa y Formigal. El municipio cuenta con unos 70 habitantes y se encuentra junto al Embalse de Búbal. La casa, totalmente exterior y edificada hace apenas 20 años siguiendo la construcción pirenaica, está íntegramente construida en piedra y tejado de pizarra. El interior cuenta con los mejores materiales tanto en azulejos como en muebles y decoración, destacando la madera de jatoba como parte indispensable de la vivienda, la cual observamos en suelos, escaleras y techos de todas las estancias las cuales, además, cuentan con radiadores para calefacción de gasoil. En la planta calle, encontramos un amplio salón, divido en zona de sillones con chimenea y salita comedor. Asimismo, tenemos adyacente la cocina, totalmente equipada y amueblada y un baño completo con bañera. En la primera planta, hallamos los tres dormitorios dobles, dos de ellos con armarios empotrados. En la última planta, descubrimos la maravillosa buhardilla diáfana donde, desde los diferentes ventanales, podemos divisar todo el Valle de Tena. Sus casi 70 metros cuadrados, se podrían dividir en diferentes estancias, llegando incluso a establecer un apartamento independiente, puesto que cuenta con toma de agua. Finalmente, la parte inferior la compone la magnífica bodega, totalmente equipada y con su correspondiente cocina y chimenea, desde la que se accede a la terraza, dividida en zona de velador y amplio jardín. La vivienda está pensada para el disfrute familiar o para alojamiento de casa rural, en un entorno idílico, tranquilo, saludable y próximo a las estaciones de esquí aragonesas.


Búsquedas relacionadas


Búsqueda